18 de diciembre de 2009

FELICITACIÓN NAVIDEÑA Diciembre 2009

Llegan de nuevo las fiestas navideñas y con ellas ese tiempo tan deseado para disfrutar del descanso, la familia y el ocio provechoso.

Desde la ventana virtual de esta asesoría quiero desearos una feliz navidad y un venturoso año nuevo.
Y como ya viene siendo costumbre, a las felicitaciones de otros años, se suma esta tarjeta navideña de mi pequeña artista.

Suscribo las palabras con las que nuestra subdirectora, Elisa Hidalgo, ha felicitado desde el CEP estas fechas:

"Con tiza y con ratón, con libros y ordenadores, buscando espacios reales o virtuales, la formación camina hacia el encuentro del profesorado.
A toda la comunidad educativa le deseamos un feliz descanso navideño".

6 comentarios:

ester dijo...

MUCHAS FELICIDADES PARA TI TAMBIÉN EN ESTAS ENTRAÑABLES FIESTAS, Y QUE EL AÑO NUEVO VENGA CARGADO DE DESEOS CUMPLIDOS. UN FUERTE ABRAZO, ESTER MOLINA.

Pilar Torres dijo...

Gracias, Ester, por tus buenos deseos que también son los míos hacia ti y los tuyos.

Feliz Navidad y venturoso año nuevo 2010.
Pilar Torres

Julio César Orellana Rivera dijo...

Venturoso año te deseo a ti y a los tuyos y que los propósitos para este año que comienza, estén muy cerca, a la vuelta de la esquina.
¡Felicidades Pilar!
Un saludio desde El Salvador.

Pilar Torres dijo...

Muchas gracias, Julio César.

Me ilusiona recibir felicitaciones desde Centro América, donde espero que también os pueda resultar útil la información de este blog.
Me resultaría interesante saber qué hacéis por allí en el ámbito del plurilingüismo y el aprendizaje de los idiomas en general.

Te deseo un felicísimo año nuevo que vea cumplidos tus deseos y lleno de ilusionantes retos.
Un saludo,
Pilar

Julio César Orellana Rivera dijo...

Muy bonita la ilustración de tu hija. Algunas veces yo he hecho algunas entradas con pinturas de mi hija, que hace muy poco pisó los doce años. Quiero preguntarte si me permites redactar una entrada con la ilustración de tu hija.
Saludos.

Pilar Torres dijo...

Tienes mi permiso, Julio César.