5 de octubre de 2012

5 de octubre, Día Mundial de los/las docentes


El Día Mundial de los Docentes se viene celebrando cada 5 de octubre desde el año 1994, año de su instauración por la Unesco, ya que esta efemérides conmemora el aniversario de la suscripción de la Recomendación UNESCO/OIT relativa a la Situación del Personal Docente en 1966.

En uno de los más difíciles momentos que atraviesa nuestra profesión, por el escaso reconocimiento social y el empeoramiento de nuestras condiciones laborales, el día que hoy celebramos constituye una estupenda ocasión para rendir homenaje a los docentes y reivindicar el papel esencial que desempeñan para una educación de calidad a todos los niveles y para todos/as. Por este motivo, el lema de este año es precisamente "¡Apoya a tus docentes!"


Es la ocasión para llamar la atención sobre nuestra situación, la merma de nuestros derechos laborales y la necesidad de que se incorpore al sistema educativo nuevo profesorado capacitado para que todo el colectivo de profesores/as pueda asumir el desempeño de su vocación en las mejores condiciones, lo que implica: bajada de las ratios de alumnado por clase, reducción de las horas lectivas, disposición dentro del horario lectivo de tiempo para la necesaria coordinación pedagógica de los equipos docentes, mayores presupuestos para la enseñanza, apoyo y aumento de las inversiones destinadas a la formación permanente de los/las docentes, etc... 

Sin duda alguna, entre esas condiciones favorables no hemos de obviar el pilar fundamental del desarrollo profesional de nuestro colectivo: la formación inicial y permanente del profesorado pues ésta repercute directamente en la mejora de los aprendizajes del alumnado que es el objetivo en una educación de calidad. 
Citando las conclusiones del Informe Mckinsey:(1)"El éxito educativo depende de la formación del profesorado".

Flaco favor haríamos pues a nuestra vocación de docentes si, excusándonos en la merma de nuestras condiciones laborales y remunerativas, renunciáramos a la formación cuando ésta es precisamente la que nos va a proporcionar los conocimientos, habilidades, estrategias y recursos para el desempeño de la profesión bajo estándares de calidad. Porque la sociedad necesita y demanda jóvenes bien formados y portadores de valores como la integridad, la solidaridad, la tolerancia, la responsabilidad, el diálogo, etc...

Obviamente no es sólo labor del profesorado; en esta tarea es necesaria la cooperación de los restantes estamentos de la sociedad y de la comunidad educativa (padres/madres, poderes educativos, etc...).

Como corresponsables en esta tarea, sí que está en nuestras manos recurrir a los mecanismos que nos garanticen la mejora educativa de nuestros/as jóvenes ya que ésta dependerá de la formación, motivación y aprendizaje permanente de su profesorado. 

Ahí está desde hace años la labor de los Centros del Profesorado, acompañando, asesorando y formando al profesorado. En este momento las asesorías de formación, inmersas en los procesos de constitución de las formaciones en centros y grupos de trabajo, seguimos trabajando conjuntamente con los centros en la detección de las necesidades de formación y en la búsqueda de soluciones acordes, desde una perspectiva de aprendizaje entre iguales y de manera colaborativa.
Así debe seguir siendo, sobre todo, para que en el desempeño de la labor docente, el profesorado se sienta acompañado, escuchado y asesorado. 

Mi deseo para este día es que se incentive y apoye la labor docente, que la administración entienda que invertir en educación es invertir en el futuro de las próximas generaciones y que el profesorado sea reconocido como merecemos por la sociedad.
  
FELIZ DÍA MUNDIAL DEL DOCENTE A TODOS/AS: 
al profesorado en activo, al que lo fue y desea volver a serlo, al que se prepara para serlo... a toda persona con la vocación de enseñar.


(1) Este informe estudió 25 sistemas educativos de todo el mundo, incluidos 10 de los mejores del mundo según el informe PISA y la OCDE. Se centró sobre todo en cómo lo que sucede a nivel del sistema educativo impacta sobre lo que sucede en las aulas. Y encontró tres puntos clave:
  1. conseguir a las personas más aptas para ejercer la docencia.
  2. desarrollarlas hasta convertirlas en instructores eficientes.
  3. garantizar que el sistema sea capaz de brindar la mejor instrucción posible a todos los niños.